Portada


Los representantes olímpicos de la provincia en la historia

2020-06-23 08:03:00

En el día olímpico hacemos un repaso de todos los jugadores de la provincia de Buenos Aires que participaron en un Juego Olímpico con la selección Argentina.

El primer bonaerense en jugar un Juego Olímpico en básquet fue Oscar Pérez Cattaneo, platense que se pusiera la camiseta argentina en Londres 1948. Allí, el alero que pasó por Gimnasia y Tolosano aportó 9 puntos en cuatro encuentros, para que el seleccionado nacional finalizara en la posición 15, con cuatro victorias e igual cantidad de derrotas.

El siguiente oriundo de la provincia que fue basquetbolista olímpico debió esperar 48 años. En Atlanta 1996, Juan Espil, el escopetero bahiense, fue el representante de la más grande del país en el equipo de Argentina. Con un promedio de 22.5 puntos a lo largo de siete encuentros, el escolta fue la figura de los dirigidos por Vecchio, que terminaron en la novena ubicación.

Dos ediciones después vendría la gloria para Argentina. En Atenas 2004, el seleccionado dirigido por Magnano se quedó con la medalla de oro al vencer en semifinales al Dream Team de Estados Unidos y en la definición a Italia. Allí, tres bonaerenses tuvieron un papel preponderante. Alejandro Montecchia fue uno de los bases y guías del equipo, con 6,6 unidades a lo largo de los ocho encuentros que llevaron a la Generación Dorada a alcanzar el mayor logro en la historia del básquet nacional. Juan Ignacio Sánchez fue el segundo destacado desde la base, con 3,3 tantos. Pero la mayor figura del conjunto nacional fue Emanuel Ginóbili, con la “palomita” ganadora en el primer juego frente a Serbia y Montenegro y un promedio de 17,1 unidades por juego, con pico de 29 puntos en las semifinales frente al Dream Team.

En Beijing 2008, Ginóbili repetiría participación en la medalla de bronce del conjunto dirigido por Sergio Hernández. El escolta aportaría 16,2 tantos en siete encuentros, hasta que una fractura en uno de sus tobillos lo privara de jugar casi toda la semifinal ante Estados Unidos y el partido por el tercer lugar ante Lituania. Además del de Bahía Blanca, Juan Gutiérrez fue el otro bonaerense en jugar en este equipo nacional. El interno oriundo de 9 de julio disputó siete encuentros y aportó 2.2 puntos.

En Londres 2012, cuatro jugadores bonaerenses fueron parte del equipo Argentino y dos repitieron experiencia, para terminar en la cuarta ubicación en el certamen olímpico. Ginóbili fue nuevamente uno de los puntales de los dirigidos esta vez por Lamas, con un promedio de 19.3 puntos en ocho partidos disputados. El “Pipa” Gutiérrez fue nuevamente parte del equipo albiceleste, con 6 unidades por partido en los ocho juegos que tuvo el seleccionado. De Bahía Blanca provino también Hernán Jasen, quien fue importante desde la segunda unidad de Argentina, con 2.1 tantos en siete duelos. El cuarto integrante proveniente de la provincia fue Marcos Mata, que fue el último confirmado por Lamas y aportó 9 puntos en total en cuatro encuentros.

En Río 2016, la última edición de los Juegos Olímpicos, el seleccionado argentino finalizó en la octava ubicación y tuvo a tres bonaerenses en el plantel, además de Sergio Hernández como entrenador. Emanuel Ginóbili disputó aquí su último torneo con la celeste y blanca, con 15 unidades de promedio en seis partidos. Desde Saladillo provino el interno Marcos Delía, con 1,8 unidades de promedio. Además, desde Mar del Plata llegó Patricio Garino, que fue el alero suplente del equipo y promedió 6,3 tantos.